En la Naturaleza y en cada uno de los animales que la integran, la sexualidad es la verdadera razón de existir. Forma parte de ese ciclo vital en el que nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos. Las lombrices de tierra tienen una forma de reproducirse muy curiosa.

Imperfeta, porque a pesar de ser hermafroditas necesitan los espermatozoides de otra lombriz para fecundarse. Perfecta, porque si en su entorno "detectan" que el espacio y la comida empiezan a escasear, dejan de procrear. Y ésto, señores y señoras, es evolución en el sentido más amplio del término. 

La lombrices sacan el máximo partido a cada subida que hacen a la superficie. Para comer y para "inyectarse" esperma mutuamente. Esta fase en muy fácil de observar pues se pasan casi una hora intercambiando espermatozoides, acopladas la una a la otra.  Y, ¿qué sucede a continuación? Aquí entra en juego el clitelo, que es ese ensanchamiento fácilmente reconocible en el tercio anterior de su cuerpo. Este clitelo viene a ser como la cáscara del huevo. Cuando la lombriz ha finalizado su acoplamiento, se desprende para deslizarse por su cuerpo y pasar por los anillos que contienen los ovocitos y el esperma. Los recoge y sigue deslizándose hasta llegar a la parte de la boca, donde es expulsado del cuerpo de la lombriz y forma el huevo fecundado en sí, lo que se conoce como "cocón".

Un pequeño capullito con forma de limón que la lombriz entierra hasta su eclosión.  Entre dos y cuatro semanas tardan las pequeñas lombrices en salir del huevo. Y nacen entre una y seis lombrices de cada cocón. En menos de tres meses, las "babies" lombrices ya están listas para procrear. Pero todo depende, como hemos dicho, del alimento disponible y del espacio en el que habitan.

Un espacio que enriquecen con los nutrientes que defecan en forma de "humus" al procesar el alimento que ingieren. HUMUS, esa palabra mágica que suena a música celestial cuando hablamos de abono orgánico. Porque es la manera más natural, rica y respetuosa con el Medio Ambiente que tenemos para alimentar a nuestras plantas y cultivos. ¿Quieres conocer más sobre el "humus"? Nos leemos en una semana. 

Subir

Empresa Turismo Activo Nº registro: 13014110056. Nº Registro Informadora Turístico Local 13015210143

©Eva y el Edén. Todos los derechos reservados.